La resistencia a la abrasión de las superficies en general, ya sea superficies de mobiliario de uso doméstico o público, superficies laminadas de revestimientos decorativos de suelos, paredes y techos o revestimientos superficiales de plano de trabajo o aseo de mobiliario de cocina y baño, se valora con un equipo de abrasión rotatoria mediante abrasivos con una capacidad de desgaste específica.

foto1 equipo de ensayo1 Ensayo de Abrasión de superficies

Equipo rotatorio para la evaluación de la resistencia a la abrasión de revestimientos y acabados.

El equipo de ensayo, mostrado en la fotografía, aplica una acción de desgaste mediante dos ruedas cilíndricas sobrecargadas, con un determinado peso, las cuales van recubiertas con papel de lija previamente acondicionado y específico según la norma considerada. En ocasiones, el abrasivo utilizado consiste en ruedas o muelas abrasivas con determinada acción de desgaste que requieren de una regeneración cada cierto número de ciclos. Cuando se utiliza papel de lija, también debe sustituirse, cada cierto número de ciclos, para mantener constante la acción de desgaste.

La muestra gira sobre su eje a una velocidad de 60 revoluciones por minuto, de forma que las ruedas van rodando sobre la superficie de la muestra produciendo un círculo concéntrico al eje de la probeta.

foto 2 fin de ensayo1 Ensayo de Abrasión de superficies

La probeta de ensayo se extrae del equipo para su valoración final.

Este círculo nos muestra el índice de desgaste de la superficie sometida a ensayo. Durante toda la acción de desgaste, se dispone a pocos milímetros de la superficie de la muestra y en dos puntos equidistantes, un dispositivo de aspiración que va eliminando las partículas generadas en el ensayo.

foto 3 sistema de aspiracion Ensayo de Abrasión de superficies

Colocación del sistema de aspiración para eliminar las partículas generadas en el proceso de desgaste de la superficie.

Generalmente, para cada muestra analizada, se utilizan tres probetas de ensayo en las que se determina la resistencia a la abrasión siguiendo el criterio de valoración que establezca el método de ensayo correspondiente.

foto 4 punto inicial 300x185 Ensayo de Abrasión de superficies

Aparición del punto inicial de desgaste en tres de los cuatro cuadrantes de la probeta.

En algunos casos, como por ejemplo en revestimientos de suelos laminados, el criterio para valorar la resistencia se basa en el número de ciclos correspondiente al punto inicial de desgaste. Este punto inicial, es el número de ciclos en donde se manifiesta claramente la desaparición del diseño impreso en tres cuadrantes. En este caso, la resistencia a la abrasión se expresa a partir de la media de las tres probetas con aproximación de 100 vueltas, en función de las clases de abrasión de AC1 a AC5 según el número de ciclos obtenidos para el punto inicial.

foto 5 punto final de desgaste Ensayo de Abrasión de superficies

Punto final de desgaste con aparición e la subcapa diferente en el 95% de la zona sometida a ensayo.

En otros, como es el caso de revestimientos para superficies de trabajo de mobiliario de cocina y planos de aseo en muebles de baño y en laminados decorativos en general, la acción de desgaste continúa más allá del punto inicial, hasta llegar al punto final (PF), momento en el que para un laminado estampado, el diseño impreso está borrado hasta el 95% de la zona sometida a abrasión o en el caso de uno liso, la subcapa de color diferente se pone al descubierto en un 95% de la superficie sometida a abrasión.

Además de valorar el deterioro de la zona sometida a abrasión, también es factible en otros casos, especialmente cuando se ensayan procesos de acabado a base de pinturas y barnices, determinar la pérdida de miligramos cada 100 ciclos o cada 1.000 ciclos de abrasión. Es entonces necesario ir pesando la probeta de ensayo al inicio y tras un número de ciclos dado, para ver la pérdida de masa producida y determinar así la resistencia a la abrasión sin exceder la capa de película aplicada.

Para determinar la resistencia a la abrasión de suelos de madera se calcula el valor de abrasión hasta el soporte, como el número de vueltas necesario para desgastar el barniz hasta el soporte cuando éste resulta visible en 12 de los 16 sectores de la superficie ensayada (como mínimo en un sector por cada cuadrante).

Por último, en la evaluación de resistencia superficial a la abrasión de mobiliario se determina el punto inicial de desgaste (PI) como aquel en el que se observa la aparición del primer signo claramente perceptible de desgaste del substrato, una capa de otro tono, o desgaste de diseño impreso, en los cuatro cuadrantes de la probeta de ensayo.

Los productos utilizados en este ensayo son: el equipo que realiza la abrasión, Taber o plataforma rotatoria de abrasión, superficies de mobiliario, de uso doméstico o público, superficies laminadas y revestimientos decorativos.

Nueva clase de resistencia: La clasificación de los suelos laminados en función de su resistencia a la abrasión aparece en la norma EN 13329:2007+A1:2008.
Actualmente esta norma contempla la nueva clase de resistencia a la abrasión  AC6, como requisito entre otros ensayos, para la adecuación de estos materiales al uso COMERCIAL MUY SEVERO. Esta clasificación establece como punto inicial 8500 ciclos y supone un reto para los fabricantes de laminados decorativos.

Si desea que los técnicos de AIDIMA amplíen información sobre este ensayo o sobre el ensayo de tolerancia al rayado, o sobre el ensayo de resistencia a impactos y caídas no dude en contactarnos

Share

9 Respuestas to “Ensayo de Abrasión de superficies”

  1. Felix Martinuzzi dice:

    Desearia saber acerca de lijas que se utilizan en el ensayo de abrasion de recubrimientos de pisos de madera y recubrimientos melaminicos en el ensayo de resistencia a la abrasion Taber.
    Como se pueden clasificar por su resistencia a la abrasión recubrimientos de pisos de madera.

  2. En todas las normas de evaluación de la resistencia a la abrasión de superficies, donde se utilizan lijas se indican los datos que deben de cumplir (gramaje de papel, tipo y tamaño de gramo, etc)

    En ellas, también aparece el método de verificación de su poder abrasivo mediante ensayos sobre placas de zinc.
    Podemos comprar lijas y verificarlas en el laboratorio pero eso es ir ….“dando palos de ciego”.

    Lo mejor, es adquirirlas a través de su proveedor más cercano de material fungible de TABER y hacer controles internos de esos lotes de producción de las lijas adquiridas.

    Las normas de requisitos de revestimientos de suelos de madera, no contemplan la evaluación del acabado. Solamente hacen hincapié en aspecto, tolerancias dimensionales y dureza superficial Brinell.

    Únicamente existen requisitos equivalentes a la norma de revestimientos de suelos laminados (UNE EN 13329:2007+A1:2009) para suelos realizados con tableros rechapados con chapas de madera (norma UNE EN 14354:2007), utilizando como método la abrasión por chorro de arena.

  3. Ing. Alfredo Lugo dice:

    Buenos dias
    Con respecto a estas pruebas comentan que solo se realizan para algunos sustratos como pisos laminados, pinturas y barnices. Mi duda es, se realiza o se puede realizar para tableros de aglomerados o MDF?

    Si la respuesta es afirmativa, seria la misma norma o existe una distinta?

    Sin mas por el momento quedo a sus ordenes y en espera de su pronta respuesta.

    Saludos

  4. Es un ensayo que se realiza para evaluar la resistencia al desgaste de superficies decorativas.
    No se realiza sobre tableros sin revestimiento.

Deja un comentario